Los Hijos de María

Es recurrente escuchar en conversaciones entre protestantes que Nuestra Señora Virgen María, Madre de Jesús, tuvo hijos además de Jesús. Sustentan este argumento, pues en la Biblia señalan la palabra “hermano” para referirse a Santiago, José, Judas y Simón.

Sin embargo, en la Sagrada Escritura, la palabra hermano se usa para toda clase de parentesco familiar, a los componentes de una misma tribu y del mismo pueblo, a los amigos, a los aliados y al prójimo en general. Muchas citas bíblicas figuran en la Biblia para referirse a Hermanos no necesariamente carnales. Veamos las siguientes:

 “Uno de aquellos días, Pedro se puso de pie en medio de los hermanos que eran alrededor de ciento veinte”. (Hechos 1,15).

“Así pues, Abram le dijo a Lot: «Mira, es mejor que no haya peleas entre nosotros, ni entre mis pastores y los tuyos, ya que somos hermanos”. (Génesis 13,8).

 “Si tu hermano pasa necesidad y ves que no puede salir del apuro, ayúdalo, aunque sea forastero o huésped, para que pueda vivir junto a ti”. (Levítico 25,35).

“Dicele Jesús: «No me toques, que todavía no he subido al Padre. Pero vete donde mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios”. (Juan 20,17).

Al mencionar la Biblia a la Sagrada Familia, hace referencia solamente a Jesús, María y José. Si hubiesen existido hermanos sería lógico que se mencionen alguna vez. Esta cita bíblica es bastante representativa:

“A los tres días se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús era de la fiesta” (Juan 2,1).

Cuando se habla de la familia de Nazaret, se mencionan siempre Jesús, María y José. Nunca se mencionan otros hermanos.

“Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua” (Lucas 2,41).

La cita Bíblica en la que se basan los argumentos, de que María tuvo más hijos es la siguiente:

“Pero no es más que el carpintero, el hijo de María; es un hermano de Santiago, de Joset, de Judas y Simón. ¿Y sus hermanas no están aquí entre nosotros?» Se escandalizaban y no lo reconocían”. (Marcos 6,3).

La misma Biblia aclara que tienen distintos Padres:

  • Respecto a Santiago y José:

En Mateo (10,1-4), se aclara que los hijos de Zebedeo son Santiago el Mayor y Juan; mientras Santiago el Menor y José son hijos de Alfeo y por lo tanto su madre María no es la madre de Jesús, sino otra María.

  • Respecto a Judas y Simón:

En todas las listas son mencionados con los nombres de sus padres y hasta con sus apodos. En ninguna parte se dice que su padre fuera José, el esposo de María, la madre de Jesús (Mateo (10,1-4), (Marcos 3,13-19) y Lucas (6,13-16). De haber sido hermanos carnales, no se conoce motivo por el cual se obviaría en la Sagrada Escritura.

La siguiente cita Bíblica también ha sido base de argumentos protestantes en torno al tema:

 “Todavía estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él. Alguien le dijo: ¡Oye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que desean hablarte. Pero él respondió al que se lo decía: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre” (Mateo 12,46-50).

La reflexión que se debe hacer de lo anterior, es que Jesús hace referencia a la fe y obediencia a la voluntad del Padre. Que el hombre, aceptando y cumpliendo la voluntad del Padre pasa a ser su hermano; Él cumpliría también, su voluntad al morir en la cruz.

Por otro lado, cuando Jesús agonizaba en la Cruz, encomendó a su madre al Apóstol Juan, pues siendo viuda y no teniendo más hijos quedaría sola. Si hubiese tenido más hijos, no sería lógico que le pidiera a un Apóstol el cuidado de María: “Luego dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa”. (Juan 19,27).

María es Virgen antes, dentro y después del parto:

"El Señor, pues, les dará esta señal: La joven virgen está embarazada y da a luz un Hijo a quien le pone el nombre de Emmanuel, es decir: Dios-con-nosotros." (Isaías 7 ,14)

 COMPROMISO DE MARÍA

 El mismo diálogo con el ángel Gabriel hace un compromiso de María al respecto:

“¿Cómo puede ser esto, puesto que no tengo relación con ningún hombre?” (Levítico 1,34).

POR OBRA DEL ESPÍRITU SANTO:

“El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso tu hijo será santo y con razón lo llamarán Hijo de Dios” (Lucas 1,35).

 “Y María no tuvo relación con José hasta que nació Jesús” (Mateo 1,25).

"Hasta que" no quiere decir que después sí hubo relaciones entre María y José. Se quiere afirmar sencillamente que Jesús nació por obra del Espíritu Santo y sin la participación de San José. Este es el tema que se está tratando. Por lo que se refiere al futuro, no se afirma nada. Es como si yo dijera: "Hasta que salí de la ciudad, no hubo ninguna huelga de camiones". Con esto no quiero decir que después sí hubo una huelga. Habría que investigar mejor para ver si después hubo o no hubo huelga. Con respecto a esta manera de expresarse, la misma Biblia dice:

“Mikol no tuvo hijos hasta el día de su muerte” (2 Samuel 6,23)

. ¿Qué quiere decir? ¿Qué después de su muerte sí tuvo hijos? Claro que no. Veamos otro ejemplo:

“Siéntate a mi derecha, hasta que haga de tus enemigos el estrado de tus pies” (Sal 110,2).

 ¿Qué quiere decir? ¿Qué después ya no estará sentado a su derecha? Claro que estará siempre sentado a su derecha. A este respecto se pueden ver también estas citas: Génesis 8,7; 28,15; Mateo 28,20.

En Conclusión, María fue siempre virgen. Este ha sido siempre el sentir de la Iglesia desde un principio. Así la Iglesia interpretó Is 7,14, "la Virgen que concibe" un hijo, que es Jesús. Solamente el año 380 d.C., un tal Elvidio empezó a decir que los "hermanos de Jesús" eran hermanos "carnales" de Jesús, enfrentándose al rechazo general de todos los cristianos. Ahora surgen las sectas y hacen lo mismo. Una señal más para darnos cuenta de que andan muy mal.  no es válido creer que María hubiese tenido más hijos por el sólo hecho de que se mencione la palabra Hermano en la Sagrada Escritura, la cual aparece más de 530 veces. Los evangelios jamás mencionan a Jesús como uno entre varios hijos, sino siempre como el “hijo de María” y el “hijo de José”. Por último, Jesús encarga a un Apóstol el cuidado de su Madre luego de su muerte, ya que se quedaría sola.

Estos argumentos serían suficientes y concluyentes para afirmar que María no tuvo más hijos.

 

 

 

Share on Myspace